E-books de cara a una Feria del Libro en Cuba

A pocas semanas de comenzar la XXIX Edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana (FILCUBA 2020), la mayoría de la población interesada en estos temas, debate sobre las nuevas ediciones impresas y las actividades literarias que girarán en torno suyo. Pero, ¿y qué pasa con los libros digitales, esos, que caracterizan la vida de las letras en el siglo XXI?

Hoy hablamos de libros electrónicos: los e-books (Electronic books). El nuevo formato llegó para quedarse, porque en realidad es una bendición para los aficionados y amantes de la lectura en todo el orbe.

Una de las razones más aceptadas es el ahorro de espacio en las estanterías tradicionales. No obstante, los beneficios son mucho más abarcadores: inmediatez, disponibilidad, ciclo de publicación más corto, precios baratos, y su positivo impacto en la ecología.

El más problemático —por la competencia que supone— para las casas editoras, sea su efímero periodo de publicación, ya que el ciclo básico de edición de los textos impresos puede demorar hasta un año. Mientras que el e-book —desde el mismo momento en que el autor escribe la última palabra hasta ponerle un precio en Internet—, puede durar menos de una semana.

Pero, ¿sabe el público adulto —quizás más acostumbrado al formato impreso— de qué se trata la nueva era de las letras digitales? Para imbuirnos en este asunto, basta con la opinión de Laura Borrás Castanyer, filóloga española, especialista en teoría de la literatura comparada y consejera en Cultura de la Generalidad de Cataluña, entre 2018 y 2019.

La titular extranjera afirmó en una entrevista que: “Es la literatura hecha y pensada desde los dispositivos electrónicos para ser vista, consumida y leída en esos mismos dispositivos. Es un terreno en el que el formato influye de manera sustancial en el contenido, y donde prima la escritura generativa, cobrando protagonismo la combinatoria y el azar; la poesía visual y cinética, la literatura con hipervínculos, en la interacción con las habilidades de los lectores…”

Afortunadamente, el nuevo formato es cómodo y funcional. Solo es cuestión de adaptarlo a la nueva dinámica, proporcionando contenidos masivos y accesibles. En este sentido, las empresas dedicadas a la fabricación de los e-readers (lectores electrónicos, por su acrónimo en inglés) los han perfeccionado poco a poco.

De celular en celular circulan hoy numerosas aplicaciones (apk) gratuitas para la lectura inmediata, apropiadas para laptops, tabletas o cualquier otro dispositivo táctil. Entre las más populares y ambiciosas está Wattpad, capaz de aglutinar más de 10 millones de libros e historias, y conectar al usuario, inclusive, con los escritores; leer fuera de línea y personalizar los ajustes de lectura en un sinfín de modalidades. Pero también se destacan otras como Kindle, Google Play Books, Moon + Reader, Aldiko Book Reader, Kobo y una lista bien larga, en la que obran todas con múltiples aditamentos en busca de nuevos adeptos.
(Tomado de 5 de Septiembre)

ARTÍCULOS RELACIONADOS...

 

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua