Por Cuba desde el fondo de mi corazón

El corazón de la nación late de manera especial por la vida, en el enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19, expresión que encuentra también en los talleres de los grupos de creación, pertenecientes al Fondo Cubano de Bienes Culturales, el protagonismo de un capital humano de probada lealtad y comprometido con la vida, muestra de la práctica de esa condición del SER CUBANO que se manifiesta cuando Cuba más lo necesita.

En ese empeño de millones, los creadores del Fondo… han reforzado la posición en trinchera que, asumida desde el mismo inicio del enfrentamiento al virus en la Isla, ayuda a que el ejército de batas blancas y nuestras instituciones de salud, resistan sin mayores consecuencias el embate de la enfermedad que en el mundo se ha cobrado la vida de miles de miembros del personal médico.
Cuando poderosas razones de humanidad demandan hoy el concurso de todos, ante el complejo panorama epidemiológico, no pocas y valiosas han sido
las muestras de solidaridad de parte de artesanos de todo el país, quienes han volcado sus materias primas y producción en función de contribuir con el aseguramiento logístico del material higiénico sanitario para las instituciones de salud pública.
Tan solo en la etapa comprendida de enero a julio, han puesto a disposición de los territorios donde radican y de otras localidades del país, con énfasis en la provincia de Matanzas, más de 70 mil donaciones de productos para el apoyo a las tareas vinculadas con la contención de la pandemia, y en proceso de confección y distribución se contabilizan más de 45 mil insumos que comprenden nasobucos, máscaras, batas, gorros, sobrebatas, sábanas y conjuntos sanitarios.
Por la naturaleza de su trabajado, otros colectivos manifiestan su solidaridad con donativos de materiales para la construcción de hospitales de campaña, laboratorios, así como servicios de restauración, rehabilitación y ambientación para las instalaciones del Ministerio de Salud Pública.
Resultado de su intervención, por solo citar, hasta la fecha se han beneficiado consultorios en los habaneros municipio de la Lisa (3) y Playa (3), con los aportes de los proyectos Lasa y VELPER, que dirigen respetivamente Carlos Candelario y David Velázquez Pérez, y la contribución del artista Rolando Andrés Serrano.
Asimismo se han favorecido el Hospital Psiquiátrico de Ciego de Ávila y el Pediátrico de Camagüey; la ampliación de 34 capacidades del hospital de campaña de Sancti Spíritus y la reparación integral de 14 consultorios en el villaclareño municipio de Camajuaní, estos últimos con la contribución de los Grupos de Creación Artística Jonas, Maya, D´Osvel, Canimao, y Abascal, que incluyeron carpintería, instalación hidráulica, eléctrica, jardinería, equipos de ventilación y
refrigeración.
Otras contribuciones a nivel nacional se corresponden con la entrega de camas, bastidores, mesas, colchones, juegos de comedor, calzado infantil y juguetes, botas sanitarias, calzado de trabajo masculino y femenino, sillones de hospital, prendas de trabajo para el personal de servicio y apoyo a la salud…
Sensibilizados ante los riesgos y consecuencias de la pandemia en el país, y la imperiosa necesidad de contenerla, la gama de insumos sanitarios que se desprende de las líneas de producción artesanal representan alternativas resilientes que dan respuesta al complejo escenario que se ciñe por el Bloqueo Económico impuesto por Estados Unidos, arreciado en estos últimos dos años.
(Tomado de Cubarte)

ARTÍCULOS RELACIONADOS...

 

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua