Cienfuegos al Premio Caricato

Cienfuegos al Premio CaricatoPor: Aymara Cáceres Abreu
25 de enero del 2008
 

Exponentes de las Artes Escénicas de Cienfuegos tendrán la oportunidad de competir con lo más significativo acaecido en las tablas cubanas durante el año 2007, en la 29 edición del Premio Caricato 2008, un certamen convocado cada año por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), para reconocer las obras estrenadas entre enero y diciembre.

 

 

La convocatoria del evento tiene en cuenta ocho categorías que incluyen las actuaciones en humor, cine, televisión, radio, radio y televisión para niños, así como teatro para adultos y para los infantes.

Según los organizadores de la competencia teatral cubana, las nominaciones al premio de artistas que residen en provincia superan en cantidad la muestra de años anteriores. Trascendió también que en esta cita anual se concentraron aún más los premios, ninguno de los cuales será compartido, lo que implica una mayor valoración del significado de este reconocimiento.

En el caso de Cienfuegos, resultaron nominados la actriz Ofelia Pacheco, la obra El secreto del Rey y el grupo de teatro infantil Retablo. Ofelia, integrante del grupo Cañabrava, fue designada justamente en la categoría de actuación para niños por su desempeño en la mencionada puesta, que adaptada y dirigida por Enrique Poblet, versiona "a lo cubano" un cuento checo inspirado en la historia del legendario Rey Midas -pero respetando la etapa en que se enmarca el arreglo: el siglo XV función-, resultó propuesta en el acápite de teatro infantil.

En ese propio apartado, pero en la categoría de puesta en escena, el grupo Retablo vuelve a repetir en las nominaciones del Caricato, esta vez con su último estreno de 2007: La mágica, apoyada en el texto del dramaturgo Norge Espinosa titulado La mágica y probable historia del cuento que se durmió.

Una fábula de alto grado de comicidad en el trazado de los personajes relacionada con la poética de Retablo en su juego y distorsión de los cuentos clásicos, sustenta la obra donde un mundo de reyes, príncipes, hadas y castillos va signando personajes que luchan ante el agotamiento del lector e intentan modernizar la historia.

A través de la concepción del retablo a que nos tiene acostumbrado en materia de diseño y manipulación de los muñecos, Panait Villalvilla, director de la agrupación cienfueguera, relee el discurso de Norge desde los postulados de una dramaturgia titiritera que tiene como primer reto traducir en términos de acción las reflexiones estéticas contenidas a nivel de lenguaje en la obra del dramaturgo.

 

El próximo 20 de febrero, en el teatro Mella, de la capital, se darán a conocer los resultados del Premio Caricato 2008.

 

 

 

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua